Cuatro secretos para construir una buena relación con los alumnos

Todos sabemos que construir buenas relaciones es crítico para lograr un buen manejo de nuestros grupos. ¿Pero cómo logramos esto exactamente? Richard James Roges, autor del libro Guía rápida para la buena gestión de una clase: 45 secretos que todo profesor de preparatoria debe conocer, nos comparte estrategias y ejemplos de cómo hacerlo.

¿Has notado que algunos profesores son queridos y admirados por sus estudiantes? Aparentemente, sin esfuerzo, parecen poder controlar el comportamiento y hacer un trabajo para mantener una buena relación con sus estudiantes. Estos profesores usan su personalidad para lograr compenetrarse con sus alumnos de forma efectiva.

En pocas palabras, esta compenetración es una relación en la cual el estudiante disfruta trabajar de forma productiva con su maestro. Es simplemente la faceta más importante de un educador exitoso, y su efectividad depende del carácter del profesor y qué tan eficientemente lo usa en todas sus interacciones con los estudiantes. Esta compenetración alimenta todos los aspectos de la enseñanza y el aprendizaje y si logras dominarlo tu estudiante se beneficiará inmensamente y tu trabajo como profesor será más satisfactorio.

educadores6

1 Interésate genuinamente por todos los aspectos de la vida de tus estudiantes

Luisa era una maestra de ciencias, querida y muy experimentada de secundaria. Se llevaba muy bien con sus estudiantes y los padres de familia comentaban con frecuencia que apreciaban mucho la “atención especial” que les daba a sus hijos. A sus colegas les agradaba y ella disfrutaba de su trabajo. Un día, uno de sus estudiantes de física llegó a la escuela con un brazo roto. Eduardo, un gimnasta muy disciplinado, le contó que dos días atrás se había sufrido una fuerte caída durante un entrenamiento. Luisa supo inmediatamente que esta información valía oro para la lección que estaba preparando.

En la siguiente clase de física de Eduardo, Luisa les estaba enseñando a acerca de las fuerzas y movimiento. Cuando Eduardo entró en la clase, ella le presentó una actividad que giraba en torno a las fuerzas que actúan sobre un gimnasta cuando está en el aire y cuando aterriza sobre un trampolín. También le preguntó a Eduardo cómo se sentía (y lo hizo de forma muy honesta). Él le dijo que estaba curándose y entonces Luisa le preguntó si podía usar su experiencia para ayudar a la clase a comprender mejor. Eduardo contestó que por supuesto.

Luego de completar y evaluar la primera hoja de ejercicios, Luisa le pidió a Eduardo que le contara a la clase lo que le había sucedido. Él contó su historia, entonces Luisa dijo: usando la historia de Eduardo para ayudarse, ¿cuál creen que podría ser uno de los objetivos de hoy?

Uno de los estudiantes hizo un comentario gracioso a cerca de cómo debes siempre aterrizar parado y no en tu brazo, como lo hizo Eduardo, a lo cual Luisa respondió con unas sonrisa y soltó una risita. Luego de esto, con un poco de incitación por parte su maestra, algunos estudiantes hablaron de la importancia de la gravedad en la determinación de la fuerza de impacto y la velocidad de la caída libre. Al final de una clase muy ineteresante y variada, Luisa le dio a sus alumnos la oportunidad de firmar el yeso de Eduardo.

Examinemos lo que hizo Luisa (y su compenetración con los alumnos) para que esta clase fuera tan especial:

  • usó la afición de uno de sus estudiantes para generar una actividad en clase (la primera hoja de ejercicios)
  • demostró una preocupación real por el bienestar de su estudiante
  • estaba genuinamente interesada en la vida de su estudiante (como lo estaba en la de todos los demás)
  • usó la experiencia del estudiante para mejorar el contenido de su lección (le pidió a Eduardo que le contara al gupo lo que le había sucedido)
  • tuvo buen gusto en su sentido del humor, y se aseguró de que Eduardo quisiera compartir su historia antes de pedírselo frente a sus compañeros.
  • recompensó a la clase por su buen trabajo, dándoles algunos minutos al final para firmar el yeso de Eduardo; esto no solamente revela de forma sutil, su naturaleza cariñosa, sino que también logró que la clase entera creara un vínculo.

Usa el humor para mejorar el aprendizaje

El humor puede ser una habilidad complicada de dominar, ya que frecuentemente es difícil calibrar si los estudiantes responderán de forma positiva a tus bromas. Se requiere de experiencia y experimentación para lograr una efectividad usando el humor dentro de tus clases.

Algunas formas efectivas de introducir el humor en tus clases:

  1. Aplaca las interrupciones con comentarios ligeros, que ayuden a los estudiantes a darse cuenta de que necesitan comenzar a trabajar, sin ser antagónicos. Usa conocimientos sobre los intereses de los estudiantes si te es posible. (Ejemplo: Emilio, sé que debes estar hablando de la patada voladora que aprenderás en tu clase de karate, pero te pido que seas tan amable de escucharme ahora, que seré aún más agraciado que tu patada. O: Lucía, estoy seguro de que María ya sabe lo maravillosa bailarina que eres, así que si por favor te puedes enfocar en el ejercicio, eso sería fantástico). Recuerda, los alumnos pueden responder a esto, así que mantente ligero y dirige la conversación de vuelta al tema que los ocupa.
  2. Durante las actividades de grupo o ejercicios cortos, puedes poner alguna música chistosa (no muy fuerte) para aligerar el humor. Comienza diciendo algo como: Voy a poner la música favorita de todos ustedes, y luego pon algo gracioso y alegre (p/e: como el tema de alguna caricatura)
  3. Le puedes cantar a tus estudiantes. Sí, acabo de decir que puedes cantarles. Puedes inventar canciones tontas sobre cualquier tema de las lecciones y cantarla en un rap. Y puedes hacer que los estudiantes lo hagan también.
  4. Usa toda tu fisiología para provocar risas. Usa cambios en tu voz, hisorias personales graciosas, exagera tus expresiones faciales, usa movimientos de baile y cualquier cosa en la que puedas pensar para provocar unas risitas y sonrisas.
  5. Usa juegos de aprendizaje para crear una atmosfera más alegre y relajada. Haz que los estudiantes formulen frases tontas, o usa juegos de vocabulario.
  6. Inventa ritmos, acrónimos y mnemotécnicas.

educadores3

3 Valora y motiva a los estudiantes constantemente

Todos los maestros saben que deben hacer esto, pero no todos saben como hacerlo de forma efectiva. He aquí algunas ideas:

  • Los halagos sólo funcionan únicamente cuando son sinceros. Los cumplidos pierden efecto con el tiempo. Siempre encuentra algo genuino y significativo que valorar.
  • Usa una variedad de métodos para valorar y motivar a tus estudiantes. Pon comentarios escritos en sus trabajos, valóralos verbalmente en el salón de clases, a través de las redes sociales (p/e: comentarios en sus bolgs, en sus páginas web, etc.) y en platicas informales fuera de la clase, son formas fantásticas para hacer a tus estudiantes sentirse apreciados e importantes.
  • Si un estudiante produce un trabajo muy bueno, asegúrate de mostrarlo a la clase como un buen ejemplo a seguir. Esto hará sentir al estudiante extra especial y motivará tanto al estudiante como al resto de la clase a trabajar más duro.
  • tienes que reprender o corregir a tus estudiantes, asegúrate de valorarlos por algo antes. Todo ser humano, sin importar quien sea, recibe la crítica mucho mejor, si sus inhibiciones se suavizan con una valoración. Una buena regla es la de dos estrellas y un deseo, en la cual muestras tu apreciación por dos cosas que hicieron bien y luego sugieres un objetivo para mejorar aún más el trabajo.

4 Involúcrate en la vida extracurricular de tus estudiantes

Una forma de convertirte en un profesor accesible, divertido y completo, es dirigir una actividad extracurricular de la cual se puedan beneficiar tus estudiantes. Esto te dará más trabajo, pero vale la pena, porque empezarás a trabajar con tus estudiantes de uno modo distinto a como lo haces dentro del salón de clases e incluso podrás conectarte con estudiantes que nos son tus alumnos.

  • Deportes: Los elementos competitivos y de equipo que conforman a muchos deportes, casi te fuerza a crear una buena relación con tus estudiantes.
  • Idiomas que no se enseñan en la escuela: Estas actividades frecuentemente involucran el trabajo en parejas y el trabajo como mentores, haciendo que tu relación profesional con los estudiantes se fortalezca.
  • Clases de enriquecimiento: actividad donde mejores lo que has hecho en clase, demostrará que eres alguien capaz de ayudar a tus estudiantes, lo cual te dará un gran respeto.
  • Cualquier afición personal que tengas: Los estudiantes verán un lado tuyo más humano, y probablemente tendrás a los alumnos llevando actividades a las que normalmente no tienen acceso. He trabajado con colegas que han formado grupos que van desde el punto de cruz y fotografía, hasta Aikido y futbol gaélico.

 

Tomando el control de tu desarrollo profesional

Hace poco estuve hablando con un profesor amigo mío, él es lo que yo consideraría un gran maestro. Es alguien que logra atrapar la atención de sus alumnos, trabaja duro para satisfacer las necesidades de todos sus estudiantes y regularmente reflexiona sobre su forma de enseñar, para poder entender sus debilidades y fortalezas. Es justamente a través de esa reflexión, que logra comprender cómo mejorar su enseñanza.
Me contó sobre un correo electrónico que recibió de los administradores de eltimon.com. Los profesores tomarían un curso de desarrollo profesional. Se había hecho un estudio a cerca de cuáles eran las flaquezas de la mayoría de los profesores de la zona y se les iban a proporcionar herramientas para fortalecerlos en esas áreas. Cuando vio el programa del curso, quedó boquiabierto. Las áreas que abarcarían no tenían nada que ver con sus debilidades. De hecho, él era uno de los mejores profesores de la zona, justo en esas áreas.

educadores
Lo iban a forzar a sentarse a tomar un curso que no tenía ningún utilidad para él.

El punto es que mi amigo no está solo.
Esto le sucede a mucho educadores con más frecuencia de lo que imaginamos. Muchas escuelas y los encargados de sus zonas están tratando de hacer lo correcto, al tratar de satisfacer las necesidades de la mayor cantidad de educadores posible, con respecto a lo que se refiere al aprendizaje profesional.

Continuamente hablamos de la necesidad de personalizar más la enseñanza para cada estudiante. Hay cantidades infinitas de libros, seminarios en línea y otras fuentes que hablan del tema. Sin embargo, cuando se trata de la personalización del desarrollo profesional, hay muy poco que los líderes de la educación han hecho para avanzar en esa dirección. Algunas de las barreras con las que se enfrentan son el tiempo, dinero y personal capacitado.
El punto es que los educadores, sin importar su puesto, no pueden seguir esperando que sus escuelas y distritos les provean los objetivos de desarrollo profesional que necesita y merece todo educador. 
Entonces, si ya nos hemos dado cuenta de esto, la pregunta inevitable es, ¿qué podemos hacer al respecto?
Afortunadamente, vivimos en una época donde todo el conocimiento está a un click de distancia. La época digital nos a llevado a una nueva era en la cual, cualquiera puede aprender lo que sea, en cualquier momento y lugar. Y el tipo de aprendizaje profesionalizado que necesitamos esta a nuestro alcance si sabemos cómo buscarlo.
educadores profesionales1

BlogsHe escrito cantidad de veces sobre los beneficios de tener un blog tanto para los educadores como para los estudiantes. Esto es una reflexión abierta sobre lo que estamos haciendo, aprendiendo, compartiendo y pensar en todo esto, puede tener efectos muy positivos en nuestro aprendizaje. De igual forma, leer otros blogs puede tener un gran impacto en nuestro aprendizaje. Hay tanto educadores maravillosos y considerados que comparten fuentes, ideas y pensamientos para las aulas y fuera de ellas. Toma el tiempo para buscarlos.

Seminarios en línea-El aprendizaje virtual no es nuevo. Desde cursos en video por correspondencia, donde se aprende viendo, ahora podemos aprender de forma virtual, en tiempo real, donde quiera que nos encontremos en el mundo. Hay tanto lugares donde se puede tomar un buen seminario en línea.

Chats Twitter– Muchas veces he escrito a cerca de los beneficios de los hashtags y los chats de Twitter. Algunas veces es tan simple como pasar una hora conversando con otros educadores para abrir tu mente a nuevas formas de pensamiento o encontrar recursos que no sabías que existían.

 

Tomar el control de tu propio desarrollo profesional, no tiene que costarte dinero, ni requiere que inviertas mucho tiempo o energía. Es una cuestión de aprovechar los recursos con los que estás familiarizado y combinarlos con aquellos recursos no tradicionales como Twitter, chats, etc., de modo que puedas armar un poderoso plan de aprendizaje personalizado para ti mismo.

 

Por qué es fundamental hacer más investigación de los beneficios que aporta el arte a la educación

Muy poca gente discutiría el echo de que exponerse al arte es bueno para la mente. ¿Pero cuánta atención deberíamos estarle poniendo al arte en las escuelas de hoy? Eso depende de lo que nos digan las investigaciones sobre el tema. Pero hasta muy recientemente, la literatura a este respecto ha sido escasa.

“El problema es que casi nadie se ha molestado por estudiar y documentar el grado en que afectan el arte y la cultura, a los estudiantes” Jay P. Greene, profesor de la universidad de Arkansas. “Esta experiencias culturales, mejoran los conocimientos de los estudiantes acerca de las artes y es probable que en el futuro deseen convertirse en consumidores culturales”

arte y educación1

Al estar expuesto a las artes, los valores de la gente joven son afectados, haciéndolos más tolerantes y empáticos.

“Sospechamos que al percatarse a través del arte de que existe gente, lugares, ideas y pensamientos diferentes, les ayuda a apreciar y aceptar las diferencias que encuentran en el mundo” dice Greene. “El acercarse al arte, se despierta un pensamiento crítico que le enseña a los estudiantes a tomar tiempo a ser más cuidadosos y meticulosos en cómo observan el mundo. Al notar detalles de una pintura, en un viaje escolar al museo, por ejemplo, ayuda a entrenar a los estudiantes para que consideren detalles en el futuro.”

Pero necesitamos hacer más investigación en cómo el arte impacta el viaje educacional de los alumnos. “Quizá el arte pueda ayudar a los estudiantes a involucrarse más en la escuela, a mejorar el número de graduados y a incrementar la asistencia a la universidad, todo esto, tiende a contribuir a la felicidad y productividad.” No sabremos lo que teoriza Greene, hasta que podamos medirlo.

“Estás investigaciones no se realizarán hasta que los defensores de las artes reconozcan que es necesario hacerlo. Los coleccionistas de arte están dispuestos a pagar cantidades enormes de dinero y fortunas enormes están dedicadas a conseguir y exhibir arte. Pero tiene poco sentido que los patrones del arte, gasten una fortuna adquiriendo y encargando piezas maestras, mientras que están fallando en demostrar los beneficios del arte con investigaciones y estudios de calidad. Para determinar si en realidad se sacan beneficios sociales derivados del las actividades artísticas, el dinero debe invertirse en hacer investigaciones rigurosas, que pueden ser muy caras.”

Greene agrega: “Si el arte y la cultura van a seguir siendo una parte vibrante de la educación de los estudiantes, los coleccionistas de artes y demás expertos relacionados con este campo, deben estar dispuestos a ayudar y financiar las investigaciones de calidad que no solamente muestren cuáles son los beneficios, sino también lo significativos que son.”

Una vez que tengamos los recursos y la investigación en progreso, podemos empezar a determinar cómo se relacionan las artes a puntos de referencia más específicos, como se hace con las calificaciones de matemáticas y lectura.

Pero existe alguna literatura, y esta envía un mensaje muy claro: las artes son importantes, mucho más de lo que imaginamos.

arte y educación2

¿El arte funciona porque es repetitivo?

Karen Brown, profesora de la Universidad Estatal de Michigan, explica: No solamente es repetición, es tiempo que se utiliza cuando un estudiante está aprendiendo algo de forma distinta, esto significa que están volviendo a aprenderlo. Ellos lo repiten, así que su inmersión en el aprendizaje es diferente a través de las artes, pero también se pasa más tiempo en el contenido, de modo que comienzan a pensar de forma crítica y creativa.

Y esto hace una diferencia en las calificaciones.

De acuerdo con investigadores de la Universidad Estatal de Mississippi, la integración efectiva de las artes, puede reducir o eliminar los vacíos educacionales, para los estudiantes económicamente desaventajados. En otras palabras, cuando los profesores refuerzan conceptos con arte, los estudiantes aprenden más y sacan mejores calificaciones en exámenes estandarizados.

Judith Philips , una investigadora, verifica que la integración efectiva de las artes-escribir, composición, pintura, dibujo o escultura; tocar un instrumento, cantar o escuchar música; bailar y actuar-refuerzan el aprendizaje y ayudan a la retención.

Debemos dar reconocimiento al trabajo de los profesores

Hace poco asistí a una junta de profesores y personal de todas las escuelas del estado, donde comenzamos a discutir el tema de la apreciación de los empleados. Es un arte que se está perdiendo. Durante la discusión, muchos declararon que sus respectivas escuelas, estaban perdiendo educadores de calidad, lo que está resultando en una pérdida de moral. Yo decidí investigar a profundidad esta anomalía y esto es lo que encontré.

reconocimiento a los maestros

En un estudio realizado dentro del lugar de trabajo, se les preguntó a los empleados qué era lo que podían hacer los líderes de la educación para mejorar el involucramiento de los profesores con su trabajo, el 58% respondió: Dar reconocimiento. Es probable que los empleados que no son reconocidos de modo adecuado en su trabajo, abandonen su puesto para el año siguiente. Una de las principales razones para que la gente deje sus trabajos, es la falta de reconocimiento. Yo siempre he pensado que si cuidas a tus empleados, ellos harán hasta lo imposible por ti. Lo único que hay que hacer, es ver las estadísticas.

Demasiadas son las veces que en la educación, todo termina por reducirse a una mentalidad de “nosotros contra ellos” entre los administradores, los docentes y el personal y los únicos que terminan perdiendo, son los estudiantes. Cuando piensas en la educación, es una lección en mediocridad. Ahora, antes de que enfurezcas y le avientes algo a la computadora, permíteme explicar por qué. Tienes algunos educadores extremadamente dedicados quienes, sienten una indudable pasión por lo que hacen. Ellos se ofrecen para dar enseñanza extra, se involucran en muchas cosas, se ofrecen para escribir proyectos para recaudar dinero, y todo lo que implica su trabajo y mucho más. Luego, por otro lado, tienes a los otros. Los que ven a su trabajo con desprecio, los que sólo ven la quincena a fin de mes. Aparecen únicamente para enseñar lo que les corresponde, no les pidas que hagan nada más de lo que les corresponde. Sin embargo, cuando llega la hora de los aumentos salariales, ellos son los primeros en la fila y todos reciben exactamente lo mismo. Esto obviamente resulta en un deterioro de la moral.

reconocimiento a los maestros1

Entonces, con un presupuesto decreciente y educadores infelices, ¿cuál es la respuesta? La respuesta no es otra que: RECONOCIMIENTO A LOS EMPLEADOS. Según las estadísticas esto tiene un resultado muy positivo. Debería de ser simple. Los empleados motivados ponen más esfuerzo y entusiasmo en su trabajo, ya que sienten que tienen un propósito. Esto debería ser una parte extremadamente importante en cualquier institución educativa.

 

 

“A veces pasamos horas pensando nuestras palabras”

Hace poco vi un video, donde un famoso entrenador de futbol soccer, Dick Bate, llevaba a cabo una sesión de entrenamiento. Se puede ver, cómo el entrenador, había planeado cuidadosamente las palabras que usaría para explicar el concepto que iba a enseñarle a sus jugadores. Y usa las mismas palabras en cada ocasión. Porque planeó la frase para que fuera con la habilidad:

la importancia del lenguaje en educación

  • Recordar a los jugadores en entrenamiento cómo conducirse en la situación en la cual deberán actuar antes de que ocurra, esto incrementa las posibilidades de éxito.
  • Recordar a los jugadores en entrenamientos o actividades futuras, cómo ejercer sus habilidades y activar el conocimiento adquirido de forma simple y fácil.
  • Recordar a los jugadores como ejecutar durante el juego. Esto es crítico, porque quizá el punto que más se pasa por alto en el entrenamiento, quizá en cualquier deporte, es que no puedes enseñar a los jugadores cosas nuevas durante el juego. Lo único que puedes hacer es recordarles lo que les enseñaste en los entrenamientos. Tratar de “hablar con ellos” o “explicarles”, mientras que están jugando puede hacer que reduzca su actuación y es poco probable que sirva para mejorar su ejecución. Pero si tienes un código, una frase, que les recuerde lo que han aprendido… entonces puedes activar el conocimiento de los entrenamientos dentro del juego.

Es una pieza fundamental del entrenamiento. Los mejores entrenadores con los que he convivido, crean un lenguaje compartido que era instrumental en la enseñanza del juego. Esas frases o palabras, se quedan profundamente insertadas en los jugadores y el equipo de entrenadores. Algunas veces pasamos horas pensando nuestras palabras. Si no lo haces, si no piensas con antelación las palabras/lenguje antes de tu entrenamiento, entonces la sesión se verá reducido.

la importancia del lenguaje en educación1

Creo que el entrenador está en lo correcto y que el valor de una frase perfecta, aunque tome horas de reflexión, puede ser clave. Después de todo, vale la pena, ya que si es buena, la usarás largo tiempo.

Este tipo de técnicas pueden ser usadas de igual forma en los salones de clases, encontrar la clase de frases que dejarán marca en los alumnos, lleva tiempo, pero puede valer la pena.

Seis pasos para hacer la transición a las aulas digitales

Los salones de clase libres de papel, comienzan a ponerse de moda en las discusiones sobre educación y es por una buena razón.

Un salón de clases libre de papel puede:

  • promover discusiones donde sea y en cualquier momento.
  • introducir información, perspectivas y experiencias de todas partes del mundo.
  • dar al aula mucha más eficiencia.
  • encender la creatividad en formas nuevas.
  • ayudar a los estudiantes a convertirse en creadores en lugar de consumidores.

herramientas digitales educativas1

Sin embargo, esto sólo sucede cuando la transición a lo digital se hace de una forma significativa y con propósito. Algunas veces, los maestros, administradores y autoridades educativas, quieren introducir la tecnología, simplemente porque es lo de hoy. Eso perjudica a las escuelas, a los profesores y finalmente a los estudiantes.

Para los involucrados que quieren hacer esta transición del modo correcto, la pregunta más frecuente es: ¿cómo?

Nosotros conocemos algunas herramientas digitales, (como El Timón)sabemos que hay un poder en anclar tecnología a la educación, tenemos algunas actividades fantásticas que se llevan acabo usando tecnología, que puede ayudar a sacar lo mejor de nuestros estudiantes.

Pero para crear una dinámica digital, real, significativa, dinámica y con propósito dentro de los salones de clase, es muy práctico tener lineamientos.

La tecnología no es la bala de plata que resolverá el problema de las tareas. Entre más lo pensamos, más llegamos a la conclusión de que este es un tema con muchas facetas y que no tiene una respuesta fácil.

Sin embargo, la tecnología puede desencadenar un aprendizaje efectivo y con el que los estudiantes se involucren. Y cuando eso sucede, el trabajo en casa disminuye.

Hemos trabajado en la idea de un cuadro que nos ayude a hacer la transición a las actividades digitales, la enseñanza y el aprendizaje digital… un aula más digital

herramientas digitales educativas

Seis pasos para hacer la transición

  1. Comunica: Postea instrucciones y descripción de las actividades que se realizarán. Pon tareas en línea, pero no pongas materiales.
  2. Pregúntate: ¿Esto hace que el aprendizaje mejore? ¿Los estudiantes se involucrarán con esta tarea?
  3. Interactúa: busca a otros educadores e intenta sus ideas. Usa un recurso que haya hecho alguien más.
  4. Repite: date permiso de pensar creativamente y prueba nuevas opciones aunque fallen.
  5. Colabora: Crea una actividad en la cual los estudiantes puedan colaborar. Usa herramientas colaborativas.
  6. Retroalimentación: ¿Cómo puedes darle a los alumnos una retroalimentación significativa de forma más rápida usando herramientas digitales?

 

 

Por qué el carácter no puede enseñarse como el Teorema de Pitágoras

Porque las cualidades no cognitivas como el como el coraje, la curiosidad, el autocontrol, optimismo y la consciencia son frecuentemente descritas, con cierta exactitud, como habilidades; los educadores que están ansiosos por desarrollar estas cualidades en sus estudiantes, tienden naturalmente a tratarlas como habilidades que ya sabemos como enseñar como: leer, calcular, analizar, etc. Y como el valor de las habilidades no cognitivas se ha dado a conocer de forma más amplia, la demanda de programas o libros de texto o estrategias de enseñanza que ayuden a los estudiantes a desarrollar estas habilidades, ha crecido.

enseñar habilidades no cognitivas

Si todos podemos estar de acuerdo en la forma más efectiva de enseñar el teorema de Pitágoras, ¿no podríamos también ponernos de acuerdo en la mejor forma de enseñar el coraje? En la práctica, sin embargo, no ha sido tan simple. Algunas escuelas han desarrollado acercamientos comprensivos para enseñar fortalezas de carácter, y en muchos salones de clase, los profesores están hablándole más que nunca a los alumnos, acerca de cualidades como la perseverancia y el coraje. Pero he notado una extraña paradoja, muchos de los educadores con los que me encuentro, que parecen más capaces de engendrar habilidades no cognitivas en sus alumnos, nunca han dicho una palabra sobre estas habilidades en sus clases.

Conozco a una instructora de ajedrez que da clases en una escuela pública intermedia de gente de bajos recursos. Ella ha logrado convertir a su equipo de ajedrez, en un equipo sumamente competitivo, mejor que el de muchas escuelas privadas. Era muy claro para mí, cuando la veía trabajar, que estaba enseñándoles a sus alumnos algo más que ajedrez, les estaba dando un sentido de pertenencia, autoconfianza y propósito. Y entre las habilidades que sus alumnos estaban logrando dominar, había muchas que se veían exactamente igual a lo que otros educadores llaman carácter: los estudiantes persistían ante las tareas difíciles, superaban grandes obstáculos; manejaban bien la frustración, el perder y enfrentaban los fracasos con aplomo y resistencia. Se comprometieron con metas a largo plazo que muchas veces parecían imposiblemente lejanas.

Y sin embargo, en todo el tiempo que pasé viéndola enseñar, ni una sola vez la escuché usar palabras como coraje, carácter o autocontrol. Ella le hablaba a sus estudiantes únicamente sobre ajedrez. Ni siquiera les daba pláticas motivacionales. Su técnica pedagógica principal, era analizar intensamente sus juegos junto con ellos, hablando francamente y en detalle acerca de los errores que cometieron, y montándoles lo que podrían haber hecho de forma distinta. Algo en su cuidadosa y cercana atención al trabajo de sus estudiantes, cambiaba no solo sus habilidades en el ajedrez, sino también el cómo actuaban en la vida.

enseñar cualidades no cognitivas

La mejor maestra de carácter que conocí, no sólo no hablaba mucho sobre el tema, ni siquiera era profesora. Era la propietaria de un salón de belleza y trabajaba medio tiempo como mentora, para un grupo que se dedicaba a dar servicios de orientación intensa a estudiantes que habían sido identificados por estar en riesgo de cometer o ser víctimas de violencia con armas. Cuando la conocí, ella estaba trabajando con una adolescente de 17 años, cuya niñez había sido extremadamente difícil y dolorosa y quien expresaba su frustración y su rabia provocando peleas a golpes casi todas las mañanas, con cualquiera de sus compañeros que la vieran mal.

Durante varios meses, mi amiga pasó horas hablando con ella, en su salón de belleza, en restaurantes de comida rápida, en boliches, escuchando sus problemas y dándole consejos de hermana mayor. Era una fantástica mentora, empática y dulce pero no suave. Mientras que creaba un lazo e iba simpatizando cada vez más con la estudiante y ella le contaba como había sido maltratada, mi amiga se aseguraba de que la chica entendiera que transformar su vida iba a implicar mucho trabajo. Con su apoyo, la estudiante logró hacer exactamente la clase de cambios que cualquier educador desearía: se volvió más persistente, resistente, optimista, auto controlada, más dispuesta a abstenerse de las gratificaciones a corto plazo, a cambio de la oportunidad de tener una felicidad a largo plazo. Y sucedió sin ninguna platica explícita acerca de las habilidades no cognitivas o fuerza de carácter.

 

Lo que los juegos de video podrían aportar a la educación

¿Qué es un juego de video?

Esta es una pregunta que surge cada vez con más frecuencia, ya que el nuevo hardware habilita nuevo software. Los juegos de video se han jugado tradicionalmente en sistemas individuales, dentro de salas de video o consolas de Sony, Microsoft, Nintentdo, etc. Ahora con nuevos aparatos como teléfonos celulares, tabletas y tecnología más recientes como la realidad virtual, la forma de jugar estos juegos ha cambiado.

videojuegos y educación2

Y este es el caso de Never Alone: Ki Edition, un juego que primero fue distribuido para PC y más recientemente adaptado para los teléfonos móviles. Never Alone, es un juego que comparte, celebra y extiende la cultura, al explorar los obstáculos con los que deben lidiar los Inuit, gente nativa de Alaska.

En el juego, el jugador controla dos personajes: Nuna y Zorro, mientras están en la búsqueda de la fuente de una tormenta de nieve eterna, que amenaza su cultura.

Imaginen que los Nativos Americanos de todo el continente pudieran crear un juego similar a este, donde sus conocimientos, cultura, creencias, arte, tradiciones, alimentación, sabiduría e historia, se viera reflejada. Juegos creados por los mismos nativos, compartiendo lo que son. Juegos a los que todos tuviéramos acceso y sobre todo las escuelas.

Al tener acceso a un pueblo desde dentro, desde el corazón del mismo, hace que nuestra visión y nuestro entendimiento crezcan. Incita nuestra curiosidad, despierta la admiración hacia aquellos que no conocemos, hace que aprendamos y genera respeto.

videojuegos educativos

Este juego es acerca, sobre todo, del respeto. Respeto por los Inuit, respeto por la naturaleza y los animales, respeto por lo que no podemos controlar y respeto hacia aquellos que tratan de mejorar sus comunidades.

Sería una maravilla tener juegos de este tipo, con todas las culturas del mundo, dentro de nuestros salones de clases, imaginen la diferencia qué podrían hacer. El conocimiento rompe prejuicios y barreras, podría ser el principio de un mundo más unido.

 

Leer: No siempre es fundamental

Los padres y los maestros, trabajan duro para lograr que a los niños les guste leer. Es más, muchos consideran que el amor a la lectura es absolutamente esencial para tener una vida feliz, exitosa y satisfactoria. Están en una eterna búsqueda de caminos para cultivar lectores o despertar el amor por la lectura. ¿Pero qué sucede con los individuos que prefieren obtener su información de otro modo?

Hay poca tolerancia para aquellos que eligen no leer. Algunos son etiquetados por los bien intencionados adultos, como reacios o con dificultades, los adultos siguen intentando encontrar formas para ayudar y apoyar en la resolución del problema. También hay jóvenes, que simplemente no están interesados “todavía” o puede que no estén listos aún. De hecho, hay expertos, como Alfie Kohn que aseguran que toda esta coacción para tratar de convencer a los jóvenes de que lean, puede estar siendo contraproducente y también contribuir tanto al analfabetismo como a construir no lectores.

aprendizaje y lectura2

El escritor y cineasta Peter Kowalke, quizá nunca hubiera logrado llegar al éxito, si hubiese sido forzado a leer a temprana edad. No empezó a leer hasta que tenía once años, lo cual no era un problema para él ya que no iba a la escuela. Él decía que la escuela era un lugar donde leías acerca de hacer cosas, el prefería pasar su niñez haciendo cosas, de las cuales otros niños sólo leían.

De hecho, muchos de los niños con los que hablo hoy en día, me dicen que su forma favorita de aprender es viendo videos de YouTube y que les frustra que en sus escuelas, frecuentemente, no les permiten hacerlo. En lugar de eso, tienen que leer un aburrido libro de texto y se les pide que respondan preguntas sobre lo que leyeron y luego hacer un trabajo que luego termina en el basurero, junto con muchos más.

Muchos estudiantes de Universidad de hoy en día, son como Dave Goodman, quien va a la universidad y aprende mucho viendo videos de lecciones hechas por expertos en tópicos interesantes, donde hay foros en los que se pude tener conversaciones vívidas con otros interesados en el mismo tema. Sabemos que hay mucha gente que prefiere este modo de recibir información, sin embargo, ellos saben que todavía hay muchos adultos con mentalidades tradicionales que menosprecian esta forma de aprendizaje.

Estos amantes de las expresiones orales y en video, señalan una crisis en la mente de expertos como Jim Trelease, autor del Manual para leer en voz alta. Él ha declarado que esta tendencia a alejarse de la palabra escrita, es más que preocupante y está desgarrando a la cultura. La gente que ha dejado de leer, dice, basa sus decisiones en lo que solía saber… Si no lees mucho, no sabes mucho, eres peligroso.

A pesar de los expertos prejuiciosos, estos individuos que aprenden de forma distinta, no son menos inteligentes. A una persona inteligente puede no gustarle leer, incluso un analfabeta (Charlemagne, Genghis Khan) y pueden ser sumamente inteligentes.

Me pregunto qué le habría dicho Trelease a Sócrates si éste estuviera vivo hoy en día. Sócrates creía que la palabra escrita, era enemiga de la memoria. Creía que sólo el discurso oral podía expresar la verdadera participación intelectual de cada uno, en la creación del conocimiento. El argumento de Sócrates era que la palabra escrita no podía defenderse a sí misma en un diálogo, y por lo tanto no podía enseñar con efectividad nada digno de saberse. Ya que sólo a través de la conversación, a través de discusiones y argumentos retóricos y trabajando los problemas, podía expresarse el verdadero conocimiento. Leer sólo palabras, para él, es solamente apuntar a mirar un lago, en lugar de nadar en él; o peor aún, ver un lago y pensar que sabes nadar.

aprendizaje y lectura

¿Sócrates sentiría lo mismo hoy en día? Con la llegada de la era digital, la palabra escrita puede defenderse. Estamos comentando en las publicaciones de nuestros amigos, en artículos, noticias, videos y más. Sin embargo, este tipo de lectura y escritura reciben poca atención o tienen menos valor en un espacio académico.

He hablado con maestros descorazonados y frustrados por la falta de valor y respetos que se les tiene a los estudiantes que aman aprender y trabajar en campos no basados en textos. Estarían felices con carreras donde trabajaran en autos, contracción, plomería, cosmetología, paisajismo, agricultura, como electricistas, entrenadores de animales, etc. Hoy, estas habilidades parecen ser menospreciadas. Cada niño, esté listo o no, le guste o no, tiene que prepararse para la universidad. Esto puede dañar a la gente capaz, pero que no tiene una mentalidad académica.

Este juicio que emitimos hacia las personas que prefieren no leer, puede ser el resultado de un curriculum idéntico para todos, donde muchas de las profesiones practicadas por nuestros padres, ya no se valoran. Mi abuelo era un cartero y los padres que me criaron, uno era ingeniero de sonido y el otro director de fotografía, varios de mis tíos eran tramoyistas. Ninguno fue a la universidad. Muchos ni siquiera se graduaron de la preparatoria. Ellos no aprendieron y refinaron sus oficios leyendo acerca de ellos. Aprendieron haciendo, con programas de entrenamiento, trabajando como aprendices, y luego fueron ascendiendo. Mi amigo Mario, es un bombero increíble, paisajista y una autoridad en el agua, me compartió el siguiente pensamiento: No tienes que ser listo con los libros para ser listo en la vida.

Puede que no encuentres a estos individuos leyendo libros, ellos pasan su tiempo haciendo y eso no es menos productivo. No es común oírlos contar historias, compartir bromas, debatiendo sobre política o discutiendo sus oficios.

Sócrates se sentiría orgulloso.

 

 

Usando tecnología para ayudar a los estudiantes a llevar su propio aprendizaje

La tecnología provee medios para que los estudiantes aprendan donde sea y en cualquier momento y se permite la posibilidad de dar este aprendizaje a un paso cómodo para cada estudiante.

Los profesores pueden enseñarle a los alumnos dentro del salón de clases, o desde otros lugares alrededor del mundo. Las lecciones pueden ser grabadas y compartidas o emitidas en vivo y los estudiantes pueden acceder a este tipo de herramientas a cualquier ora y volver a ellas si lo necesitan.

herramientas digitales de aprendizaje

Hay muchas opciones al alcance de todos y la mejor parte es que con tantas opciones, es posible encontrar algo que llena las necesidades de cada clase y de cada estudiante. Usar herramientas digitales da un aprendizaje más definido y personalizado y puede dar oportunidades para que los estudiantes tomen el papel de maestros y creen sus propias lecciones. Los estudiantes pueden crear con esto y compartir sus lecciones con la clase, incrementando de este modo los recursos que los alumnos tienen a la mano. O simplemente usa la oportunidad para convertirte en un creador, de forma que los ayudes a aprender el material de un modo más auténtico y significativo.

Pueden aprender en cualquier momento y en cualquier lugar

El uso de la tecnología puede significar que el aprendizaje ya no está confinado a los lugares y horarios tradicionales. En esta forma, abre el ambiente de aprendizaje a cualquier momento, en cualquier lugar y a un paso que es agradable y adecuado para cada estudiante.

Los profesores y estudiantes pueden acceder a tantas fuentes para enseñar y aprender y lograr comprender, para después aplicar el conocimiento adquirido. Cuando a los estudiantes se les da la opción de cómo demostrar lo que han aprendido, es mucho más probable que se involucren y emocionen con el aprendizaje. Se sentirán valorados y la lección y lo que aprendieron de ella, serán mucho más significativos, porque se habrá vuelto algo más personal. Si les damos apoyo, los estudiantes pueden encontrar recursos que satisfagan sus necesidades y los profesores también pueden utilizarlos para averiguar cuáles son las necesidades de los estudiantes.

Con las múltiples formas de evaluar usando herramientas digitales, los profesores pueden tener los resultados instantáneamente, de este modo pueden dar retroalimentación a sus estudiantes cuando más lo necesitan. Ellos pueden tomar esta información y luego usarla para aumentar sus habilidades, y cuando no pueden o deciden no hacerlo, tú, como maestro, sabes dónde empezar a ayudarlos a ellos y a sus padres, a construir fantásticos estudiantes.

herramientas digitales de aprendizaje1

Les da opciones

El momento y la calidad de la retroalimentación que le damos a los alumnos, es crítica para que puedan crecer. Los estudiantes pueden elegir sobre el tipo de actividades que quieren usar y por lo tanto se sienten más empoderados acerca de la forma en la que aprenden y pueden autodirigirse. Si sueltas un poco del control y dejas a los alumnos elegir cómo mostrar lo que han aprendido o les permites diseñar sus propias tareas, tienen la oportunidad de sentirse más seguros.

Darles a los estudiantes la oportunidad de trabajar entre ellos en un nuevo rol, como el de profesor, te permite dar más retroalimentación cara a cara. Los profesores pueden convertirse más en un guía y moverse alrededor del salón aprendiendo más acerca de sus estudiantes y sus necesidades y, además crear relaciones personales en el proceso. Las relaciones personales son la llave para el crecimiento de los estudiantes y poder elegir es un gran incentivo.