Lo que los juegos de video podrían aportar a la educación

¿Qué es un juego de video?

Esta es una pregunta que surge cada vez con más frecuencia, ya que el nuevo hardware habilita nuevo software. Los juegos de video se han jugado tradicionalmente en sistemas individuales, dentro de salas de video o consolas de Sony, Microsoft, Nintentdo, etc. Ahora con nuevos aparatos como teléfonos celulares, tabletas y tecnología más recientes como la realidad virtual, la forma de jugar estos juegos ha cambiado.

videojuegos y educación2

Y este es el caso de Never Alone: Ki Edition, un juego que primero fue distribuido para PC y más recientemente adaptado para los teléfonos móviles. Never Alone, es un juego que comparte, celebra y extiende la cultura, al explorar los obstáculos con los que deben lidiar los Inuit, gente nativa de Alaska.

En el juego, el jugador controla dos personajes: Nuna y Zorro, mientras están en la búsqueda de la fuente de una tormenta de nieve eterna, que amenaza su cultura.

Imaginen que los Nativos Americanos de todo el continente pudieran crear un juego similar a este, donde sus conocimientos, cultura, creencias, arte, tradiciones, alimentación, sabiduría e historia, se viera reflejada. Juegos creados por los mismos nativos, compartiendo lo que son. Juegos a los que todos tuviéramos acceso y sobre todo las escuelas.

Al tener acceso a un pueblo desde dentro, desde el corazón del mismo, hace que nuestra visión y nuestro entendimiento crezcan. Incita nuestra curiosidad, despierta la admiración hacia aquellos que no conocemos, hace que aprendamos y genera respeto.

videojuegos educativos

Este juego es acerca, sobre todo, del respeto. Respeto por los Inuit, respeto por la naturaleza y los animales, respeto por lo que no podemos controlar y respeto hacia aquellos que tratan de mejorar sus comunidades.

Sería una maravilla tener juegos de este tipo, con todas las culturas del mundo, dentro de nuestros salones de clases, imaginen la diferencia qué podrían hacer. El conocimiento rompe prejuicios y barreras, podría ser el principio de un mundo más unido.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *