Cuando las escuelas motivan a sus alumnos a trascender

Mientras que muchos educadores de hoy en día, reconocen que los factores no cognitivos son importantes para el aprendizaje de los contenidos académicos y afectan la percepción que tienen los estudiantes sobre sus habilidades, hay poco consenso acerca de cómo pueden los maestros ayudar a sus alumnos a construir estas cualidades. Algunas escuelas están tratando de incluir factores no cognitivos como medidas para mejorar la efectividad de las escuelas; otras, se enfocan en ciertas cualidades del carácter, como parte de su misión.

factores_funcionamiento_cognitivo-en el aprendizaje

Los educadores están tratando de resolver el asunto de cómo motivar a sus estudiantes para que trabajen duro en la escuela y ayudarles a ver las recompensas por su esfuerzo como una posibilidad real. Pero es un trabajo particularmente complejo, ya que el alumnado de las escuelas públicas vive en una situación de crisis económica cada vez más dura, lo cual hace que los chicos vayan a la escuela bajo un nivel de estrés muy alto o de traumas vividos en sus casas, que impactan significativamente su habilidad para regular las emociones y su concentración .

En un artículo escrito por Paul Tough, el autor indaga profundamente en cómo las escuelas pueden informarse sobre neurociencia y psicología, las cuales revelan una complicada relación entre la motivación de los estudiantes, mentalidades acerca de pertenencia y autonomía y el desarrollo cognitivo. Él escribe:

 

El problema es que cuando los alumnos en desventaja se meten en problemas dentro de la escuela, ya sea académicamente o por comportamientos inadecuados, la mayoría de las escuelas responden, tratando de imponer más control sobre ellos, en lugar de reducirlo. Esto disminuye su ya frágil sentido de autonomía. Conforme estos estudiantes se van quedando atrás académicamente, en comparación con sus compañeros, se sienten cada vez más y más incompetentes. Y si la relación con sus maestros es recelosa o incluso difícil y problemática, es muy poco probable que logren tener el grado de confianza que se requiere, para encontrar motivación en clase y la escuela. Una vez que los alumnos han llegado a este punto, no habrá ningún material que los aliente o castigo que los pueda motivar, al menos no de un modo prolongado.

factores cognitivos y aprendizaje

Todo lo anterior me remite a la pregunta de, cómo lograr ayudar a los estudiantes a desarrollar esas misteriosas capacidades no cognitivas. Si queremos que los estudiantes actúen de forma que aumente sus oportunidades futuras, que perseveren a pesar de los obstáculos, que sepan esperar las recompensas, que controlen sus impulsos, tenemos que considerar qué podría motivarlos a tomar esos difíciles pasos. Algunas investigaciones sugieren que los estudiantes estarán más dispuestos a mostrar estos positivos hábitos académicos, cuando se encuentran en un ambiente al que sienten que pertenecen, donde son independientes y pueden crecer.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *