Debemos dar reconocimiento al trabajo de los profesores

Hace poco asistí a una junta de profesores y personal de todas las escuelas del estado, donde comenzamos a discutir el tema de la apreciación de los empleados. Es un arte que se está perdiendo. Durante la discusión, muchos declararon que sus respectivas escuelas, estaban perdiendo educadores de calidad, lo que está resultando en una pérdida de moral. Yo decidí investigar a profundidad esta anomalía y esto es lo que encontré.

reconocimiento a los maestros

En un estudio realizado dentro del lugar de trabajo, se les preguntó a los empleados qué era lo que podían hacer los líderes de la educación para mejorar el involucramiento de los profesores con su trabajo, el 58% respondió: Dar reconocimiento. Es probable que los empleados que no son reconocidos de modo adecuado en su trabajo, abandonen su puesto para el año siguiente. Una de las principales razones para que la gente deje sus trabajos, es la falta de reconocimiento. Yo siempre he pensado que si cuidas a tus empleados, ellos harán hasta lo imposible por ti. Lo único que hay que hacer, es ver las estadísticas.

Demasiadas son las veces que en la educación, todo termina por reducirse a una mentalidad de “nosotros contra ellos” entre los administradores, los docentes y el personal y los únicos que terminan perdiendo, son los estudiantes. Cuando piensas en la educación, es una lección en mediocridad. Ahora, antes de que enfurezcas y le avientes algo a la computadora, permíteme explicar por qué. Tienes algunos educadores extremadamente dedicados quienes, sienten una indudable pasión por lo que hacen. Ellos se ofrecen para dar enseñanza extra, se involucran en muchas cosas, se ofrecen para escribir proyectos para recaudar dinero, y todo lo que implica su trabajo y mucho más. Luego, por otro lado, tienes a los otros. Los que ven a su trabajo con desprecio, los que sólo ven la quincena a fin de mes. Aparecen únicamente para enseñar lo que les corresponde, no les pidas que hagan nada más de lo que les corresponde. Sin embargo, cuando llega la hora de los aumentos salariales, ellos son los primeros en la fila y todos reciben exactamente lo mismo. Esto obviamente resulta en un deterioro de la moral.

reconocimiento a los maestros1

Entonces, con un presupuesto decreciente y educadores infelices, ¿cuál es la respuesta? La respuesta no es otra que: RECONOCIMIENTO A LOS EMPLEADOS. Según las estadísticas esto tiene un resultado muy positivo. Debería de ser simple. Los empleados motivados ponen más esfuerzo y entusiasmo en su trabajo, ya que sienten que tienen un propósito. Esto debería ser una parte extremadamente importante en cualquier institución educativa.

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *