Leer: No siempre es fundamental

Los padres y los maestros, trabajan duro para lograr que a los niños les guste leer. Es más, muchos consideran que el amor a la lectura es absolutamente esencial para tener una vida feliz, exitosa y satisfactoria. Están en una eterna búsqueda de caminos para cultivar lectores o despertar el amor por la lectura. ¿Pero qué sucede con los individuos que prefieren obtener su información de otro modo?

Hay poca tolerancia para aquellos que eligen no leer. Algunos son etiquetados por los bien intencionados adultos, como reacios o con dificultades, los adultos siguen intentando encontrar formas para ayudar y apoyar en la resolución del problema. También hay jóvenes, que simplemente no están interesados “todavía” o puede que no estén listos aún. De hecho, hay expertos, como Alfie Kohn que aseguran que toda esta coacción para tratar de convencer a los jóvenes de que lean, puede estar siendo contraproducente y también contribuir tanto al analfabetismo como a construir no lectores.

aprendizaje y lectura2

El escritor y cineasta Peter Kowalke, quizá nunca hubiera logrado llegar al éxito, si hubiese sido forzado a leer a temprana edad. No empezó a leer hasta que tenía once años, lo cual no era un problema para él ya que no iba a la escuela. Él decía que la escuela era un lugar donde leías acerca de hacer cosas, el prefería pasar su niñez haciendo cosas, de las cuales otros niños sólo leían.

De hecho, muchos de los niños con los que hablo hoy en día, me dicen que su forma favorita de aprender es viendo videos de YouTube y que les frustra que en sus escuelas, frecuentemente, no les permiten hacerlo. En lugar de eso, tienen que leer un aburrido libro de texto y se les pide que respondan preguntas sobre lo que leyeron y luego hacer un trabajo que luego termina en el basurero, junto con muchos más.

Muchos estudiantes de Universidad de hoy en día, son como Dave Goodman, quien va a la universidad y aprende mucho viendo videos de lecciones hechas por expertos en tópicos interesantes, donde hay foros en los que se pude tener conversaciones vívidas con otros interesados en el mismo tema. Sabemos que hay mucha gente que prefiere este modo de recibir información, sin embargo, ellos saben que todavía hay muchos adultos con mentalidades tradicionales que menosprecian esta forma de aprendizaje.

Estos amantes de las expresiones orales y en video, señalan una crisis en la mente de expertos como Jim Trelease, autor del Manual para leer en voz alta. Él ha declarado que esta tendencia a alejarse de la palabra escrita, es más que preocupante y está desgarrando a la cultura. La gente que ha dejado de leer, dice, basa sus decisiones en lo que solía saber… Si no lees mucho, no sabes mucho, eres peligroso.

A pesar de los expertos prejuiciosos, estos individuos que aprenden de forma distinta, no son menos inteligentes. A una persona inteligente puede no gustarle leer, incluso un analfabeta (Charlemagne, Genghis Khan) y pueden ser sumamente inteligentes.

Me pregunto qué le habría dicho Trelease a Sócrates si éste estuviera vivo hoy en día. Sócrates creía que la palabra escrita, era enemiga de la memoria. Creía que sólo el discurso oral podía expresar la verdadera participación intelectual de cada uno, en la creación del conocimiento. El argumento de Sócrates era que la palabra escrita no podía defenderse a sí misma en un diálogo, y por lo tanto no podía enseñar con efectividad nada digno de saberse. Ya que sólo a través de la conversación, a través de discusiones y argumentos retóricos y trabajando los problemas, podía expresarse el verdadero conocimiento. Leer sólo palabras, para él, es solamente apuntar a mirar un lago, en lugar de nadar en él; o peor aún, ver un lago y pensar que sabes nadar.

aprendizaje y lectura

¿Sócrates sentiría lo mismo hoy en día? Con la llegada de la era digital, la palabra escrita puede defenderse. Estamos comentando en las publicaciones de nuestros amigos, en artículos, noticias, videos y más. Sin embargo, este tipo de lectura y escritura reciben poca atención o tienen menos valor en un espacio académico.

He hablado con maestros descorazonados y frustrados por la falta de valor y respetos que se les tiene a los estudiantes que aman aprender y trabajar en campos no basados en textos. Estarían felices con carreras donde trabajaran en autos, contracción, plomería, cosmetología, paisajismo, agricultura, como electricistas, entrenadores de animales, etc. Hoy, estas habilidades parecen ser menospreciadas. Cada niño, esté listo o no, le guste o no, tiene que prepararse para la universidad. Esto puede dañar a la gente capaz, pero que no tiene una mentalidad académica.

Este juicio que emitimos hacia las personas que prefieren no leer, puede ser el resultado de un curriculum idéntico para todos, donde muchas de las profesiones practicadas por nuestros padres, ya no se valoran. Mi abuelo era un cartero y los padres que me criaron, uno era ingeniero de sonido y el otro director de fotografía, varios de mis tíos eran tramoyistas. Ninguno fue a la universidad. Muchos ni siquiera se graduaron de la preparatoria. Ellos no aprendieron y refinaron sus oficios leyendo acerca de ellos. Aprendieron haciendo, con programas de entrenamiento, trabajando como aprendices, y luego fueron ascendiendo. Mi amigo Mario, es un bombero increíble, paisajista y una autoridad en el agua, me compartió el siguiente pensamiento: No tienes que ser listo con los libros para ser listo en la vida.

Puede que no encuentres a estos individuos leyendo libros, ellos pasan su tiempo haciendo y eso no es menos productivo. No es común oírlos contar historias, compartir bromas, debatiendo sobre política o discutiendo sus oficios.

Sócrates se sentiría orgulloso.

 

 

Usando tecnología para ayudar a los estudiantes a llevar su propio aprendizaje

La tecnología provee medios para que los estudiantes aprendan donde sea y en cualquier momento y se permite la posibilidad de dar este aprendizaje a un paso cómodo para cada estudiante.

Los profesores pueden enseñarle a los alumnos dentro del salón de clases, o desde otros lugares alrededor del mundo. Las lecciones pueden ser grabadas y compartidas o emitidas en vivo y los estudiantes pueden acceder a este tipo de herramientas a cualquier ora y volver a ellas si lo necesitan.

herramientas digitales de aprendizaje

Hay muchas opciones al alcance de todos y la mejor parte es que con tantas opciones, es posible encontrar algo que llena las necesidades de cada clase y de cada estudiante. Usar herramientas digitales da un aprendizaje más definido y personalizado y puede dar oportunidades para que los estudiantes tomen el papel de maestros y creen sus propias lecciones. Los estudiantes pueden crear con esto y compartir sus lecciones con la clase, incrementando de este modo los recursos que los alumnos tienen a la mano. O simplemente usa la oportunidad para convertirte en un creador, de forma que los ayudes a aprender el material de un modo más auténtico y significativo.

Pueden aprender en cualquier momento y en cualquier lugar

El uso de la tecnología puede significar que el aprendizaje ya no está confinado a los lugares y horarios tradicionales. En esta forma, abre el ambiente de aprendizaje a cualquier momento, en cualquier lugar y a un paso que es agradable y adecuado para cada estudiante.

Los profesores y estudiantes pueden acceder a tantas fuentes para enseñar y aprender y lograr comprender, para después aplicar el conocimiento adquirido. Cuando a los estudiantes se les da la opción de cómo demostrar lo que han aprendido, es mucho más probable que se involucren y emocionen con el aprendizaje. Se sentirán valorados y la lección y lo que aprendieron de ella, serán mucho más significativos, porque se habrá vuelto algo más personal. Si les damos apoyo, los estudiantes pueden encontrar recursos que satisfagan sus necesidades y los profesores también pueden utilizarlos para averiguar cuáles son las necesidades de los estudiantes.

Con las múltiples formas de evaluar usando herramientas digitales, los profesores pueden tener los resultados instantáneamente, de este modo pueden dar retroalimentación a sus estudiantes cuando más lo necesitan. Ellos pueden tomar esta información y luego usarla para aumentar sus habilidades, y cuando no pueden o deciden no hacerlo, tú, como maestro, sabes dónde empezar a ayudarlos a ellos y a sus padres, a construir fantásticos estudiantes.

herramientas digitales de aprendizaje1

Les da opciones

El momento y la calidad de la retroalimentación que le damos a los alumnos, es crítica para que puedan crecer. Los estudiantes pueden elegir sobre el tipo de actividades que quieren usar y por lo tanto se sienten más empoderados acerca de la forma en la que aprenden y pueden autodirigirse. Si sueltas un poco del control y dejas a los alumnos elegir cómo mostrar lo que han aprendido o les permites diseñar sus propias tareas, tienen la oportunidad de sentirse más seguros.

Darles a los estudiantes la oportunidad de trabajar entre ellos en un nuevo rol, como el de profesor, te permite dar más retroalimentación cara a cara. Los profesores pueden convertirse más en un guía y moverse alrededor del salón aprendiendo más acerca de sus estudiantes y sus necesidades y, además crear relaciones personales en el proceso. Las relaciones personales son la llave para el crecimiento de los estudiantes y poder elegir es un gran incentivo.

 

Enseñando democracia

Como profesor y como ciudadano, estoy preocupado pero no indefenso. Los movimientos antidemocráticos están creciendo en tamaño y poder. Usan los mecanismos del proceso democrático para amenazar las ideas fundamentales sobre las cuales se basa la democracia. Su éxito subraya la importancia de promover los valores democráticos dentro de las escuelas, los medios de comunicación y la sociedad y, no sólo enfocarse en las elecciones.

educación y democracia1

Las noticias en este momento, no son buenas para aquellos que creemos en los valores democráticos como son la libertas, la igualdad y la hermandad. La derecha francesa, Frente Nacional, ha logrado un creciente apoyo por parte de jóvenes entre los 10 y 30 años, mientras que en Alemania la Alternativa por Alemania, es aún más mordaz con sus políticas antimigrantes y anti-Islam, que encuentra cada vez más y más simpatizantes. Los votantes austriacos, enardecidos por el antagonismo contra los refugiados de los conflictos de el Este de Europa, estuvieron a punto de elegir un candidato de derecha, como presidente. El Primer Ministro de Israel, acaba de elegir a un rabino ultranacionalista como Ministro de Defensa. El Parlamento turco, votó para acabar con la inmunidad parlamentaria para que el gobierno pudiera perseguir a los miembros de Kudish. Hungría, Polonia y Croacia, todos tienen gobiernos de derecha.

Una artículo de opinión el el períodico inglñés The Guardian, advirtió que Europa se está yendo a la derecha y esto es un gran riesgo. El autor, un filósofo croata, argumentó: En una Europa que hoy se desintegra, nos encontramos en un momento histórico y decisivo. Pero con el Partido Republicano, listo para nominar a Donald Trump como presidente, nos damos cuenta de que la democracia no está en peligro, solamente en Europa. Durante los mítines, Trump dirige a la gente en cantos como “Construyamos el muro” y su campaña ha atraído el apoyo de grupos antisemitas y neonazis.

educación y democracia

La democracia es una forma de gobierno de la gente, hecho por la gente y para la gente, así la definía Abraham Lincon. Pero, ¿para qué gente? ¿Incluye los derechos fundamentales para todos, o sólo para los que están en el poder? Estas preguntas tienen que ser exploradas y discutidas dentro de todos los salones de clases del mundo.

La educación debe tener como meta, el construir ciudadanos comprometidos con los valores democráticos. Promover los valores democráticos, significa que los profesores tienen que comprometerse con desarrollar programas antidiscriminatorios que le permitan a los estudiantes explorar las contradicciones sociales. Se pueden hacer exploraciones históricas, a través de las cuales los estudiantes puedan aprender cómo van cambiando las sociedades, como la gente puede convertirse en un agente de cambio y comprometerse a crear una sociedad donde haya libertad y justicia para todos.

 

Cuando las escuelas motivan a sus alumnos a trascender

Mientras que muchos educadores de hoy en día, reconocen que los factores no cognitivos son importantes para el aprendizaje de los contenidos académicos y afectan la percepción que tienen los estudiantes sobre sus habilidades, hay poco consenso acerca de cómo pueden los maestros ayudar a sus alumnos a construir estas cualidades. Algunas escuelas están tratando de incluir factores no cognitivos como medidas para mejorar la efectividad de las escuelas; otras, se enfocan en ciertas cualidades del carácter, como parte de su misión.

factores_funcionamiento_cognitivo-en el aprendizaje

Los educadores están tratando de resolver el asunto de cómo motivar a sus estudiantes para que trabajen duro en la escuela y ayudarles a ver las recompensas por su esfuerzo como una posibilidad real. Pero es un trabajo particularmente complejo, ya que el alumnado de las escuelas públicas vive en una situación de crisis económica cada vez más dura, lo cual hace que los chicos vayan a la escuela bajo un nivel de estrés muy alto o de traumas vividos en sus casas, que impactan significativamente su habilidad para regular las emociones y su concentración .

En un artículo escrito por Paul Tough, el autor indaga profundamente en cómo las escuelas pueden informarse sobre neurociencia y psicología, las cuales revelan una complicada relación entre la motivación de los estudiantes, mentalidades acerca de pertenencia y autonomía y el desarrollo cognitivo. Él escribe:

 

El problema es que cuando los alumnos en desventaja se meten en problemas dentro de la escuela, ya sea académicamente o por comportamientos inadecuados, la mayoría de las escuelas responden, tratando de imponer más control sobre ellos, en lugar de reducirlo. Esto disminuye su ya frágil sentido de autonomía. Conforme estos estudiantes se van quedando atrás académicamente, en comparación con sus compañeros, se sienten cada vez más y más incompetentes. Y si la relación con sus maestros es recelosa o incluso difícil y problemática, es muy poco probable que logren tener el grado de confianza que se requiere, para encontrar motivación en clase y la escuela. Una vez que los alumnos han llegado a este punto, no habrá ningún material que los aliente o castigo que los pueda motivar, al menos no de un modo prolongado.

factores cognitivos y aprendizaje

Todo lo anterior me remite a la pregunta de, cómo lograr ayudar a los estudiantes a desarrollar esas misteriosas capacidades no cognitivas. Si queremos que los estudiantes actúen de forma que aumente sus oportunidades futuras, que perseveren a pesar de los obstáculos, que sepan esperar las recompensas, que controlen sus impulsos, tenemos que considerar qué podría motivarlos a tomar esos difíciles pasos. Algunas investigaciones sugieren que los estudiantes estarán más dispuestos a mostrar estos positivos hábitos académicos, cuando se encuentran en un ambiente al que sienten que pertenecen, donde son independientes y pueden crecer.